Sus punzones escriben odio

Sus punzones escriben odio. Nuestros lápices siguen escribiendo lucha. Memoria, Verdad, y Justicia.

Ayer en el marco de la lucha por la defensa de la educación pública, Corina de Bonis maestra de Moreno (Provincia de Buenos Aires) fue secuestrada y torturada. La obligaron a subir a un auto, le pusieron una bolsa en la cabeza y la amenazaron con que no siguieran desarrollando ollas populares en su escuela, el CEC 801. Con un punzón le marcaron en su abdomen “Ollas No”.
A principios de agosto, también en Moreno, por una explosión de gas y años de desidia estatal mueren dos trabajadores de la educación.
Frente a esta realidad, el gobierno nacional, al igual que el de la provincia de Buenos Aires, demoniza los legítimos reclamos de los y las docentes mientras avanza en un modelo de país de hambre, desocupación y muerte.
Estos hechos aberrantes no pueden seguir impunes que se suman a la muerte del niño Ismael.

Exigimos el esclarecimiento urgente de lo ocurrido. Exigimos Justicia.
Hoy como ayer frente a estos atropellos debemos estar unidos y movilizados. Por eso marchamos este viernes.
Porque los lápices siguen luchando por defender la educación pública.
Porque docente que lucha también está enseñando.
Porque no queremos educación para pocos Nunca Más.

La Educación en Peligro, decimos basta.

Una educación para pocxs, nunca más

Los lapices seguimos luchando

Mesa de Trabajo por los Derechos Humanos de Córdoba