La causa Brandalisis fue la primera causa judicial por delitos de lesa humanidad que llegó a la instancia de juicio oral y público en la provincia de Córdoba. Investigó el secuestro, la desaparición, la tortura y el asesinato de Humberto Horacio Brandalisis, Hilda Flora Palacios,Carlos Enrique Laja y Raúl Oscar Cardozo.

Eran militantes del Partido Revolucionario de los Trabajadores y fueron secuestrados con pocas horas de diferencia en noviembre de 1977 por integrantes del grupo de operaciones del Centro Clandestino de Detención La Perla. Estuvieron detenidos y fueron fusilados en un procedimiento clandestino denominado “operativo ventilador” el 15 de diciembre de 1977. Sus cuerpos aparecieron en la intersección de las avenidas Colón y Sagrada Familia simulando una escena de enfrentamiento. Fueron enterrados clandestinamente en el Cementerio de San Vicente de Córdoba.

El juicio comenzó el 27 de junio de 2008 y estuvo a cargo del Tribunal Oral Federal N° 1, conformado por Jaime Díaz Gavier, Carlos Otero Álvarez y José VIcente Muscará. Los delitos que se juzgaron fueron privación ilegítima de la libertad, aplicación de tormentos y homicidio, cometidos en el Centro Clandestino de Detención y tortura La Perla a cargo de Luciano Benjamín Menéndez.

El 24 de julio de 2008, el TOF N° 1 dictó la sentencia. El responsable del Tercer Cuerpo, Luciano Benjamín Menéndez, y los militares Luis Alberto Manzanelli, Carlos Alberto Díaz, Oreste Valentín Padován y Ricardo Alberto Ramón Cardone recibieron la pena de prisión perpetua, mientras que Hermes Oscar Rodríguez y Jorge Ezequiel Acosta, fueron condenados a 22 años de prisión y Carlos Alberto Vega a 18 años de prisión.

El cuerpo de Hilda Flores fue exhumado por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) en diciembre de 2002 de las fosas comunes del cementario de barrio San Vicente de Córdoba. El 11 de noviembre de 2004, después de 27 años, sus restos fueron entregados a sus familiares. Las otras víctimas aún permanecen desaparecidas.